Una postura FDO correcta hacia adelante, hacia abajo y hacia afuera. La nariz está frente a la vertical. El caballo levanta la cruz y el cuello sigue la forma de un arco. El caballo lleva suficiente peso sobre los cuartos traseros, ya que la extremidad trasera izquierda aterriza un poco antes en el suelo que la extremidad delantera derecha. Esto no es visible en movimiento a simple vista y solo es posible si el caballo traslada suficiente peso a los cuartos traseros.

En el módulo anterior hablamos sobre la postura corporal correcta y la importancia de esta postura. La postura FDO hacia adelante, hacia abajo y hacia afuera, es la postura fundamental que un caballo necesita dominar para poder continuar con un entrenamiento más avanzado. En una postura FDO correcta, el caballo tiene equilibrio vertical, suficiente equilibrio horizontal y la columna está alineada. Uno de los puntos clave es el alargamiento del cuello. Solo un caballo con equilibrio vertical puede alargar el cuello de manera óptima. Alargar el cuello es un trabajo duro para un caballo, necesita mucha fuerza porque si alarga el cuello tiene que desplazar el peso hacia los cuartos traseros. Todos estos factores hacen que la postura fundamental, FDO, sea muy complicada para el caballo y el jinete.

Si entrenamos a un caballo en una postura corporal correcta con la energía adecuada, activamos el sistema fascial. Debido a esto, el caballo puede aprovechar la posibilidad de almacenar energía elástica en los tendones y ligamentos (fascia). Al hacerlo, una parte significativa del movimiento es pasivo porque los tendones se estiran durante el aterrizaje y se retraen para empujar al caballo desde el suelo. Al activar el sistema fascial, el caballo guarda la energía y sus movimientos se vuelven rítmicos y sin esfuerzo.

Como dijimos antes, la longitud del cuello es uno de los puntos clave más importantes, y se define como la distancia desde la barbilla hasta el pecho. El caballo necesita suficiente longitud en el cuello durante la postura FDO pero también (o más) en la reunión.

¿Cuáles son las condiciones que deben cumplirse para que el caballo pueda alargar el cuello de forma correcta? No podemos obligar a un caballo a alargar el cuello, ya que, si tiramos de las riendas, acortamos el cuello. Entonces, lo que tenemos que hacer es enseñarle al caballo a equilibrar su cuerpo, equilibrar su core, y elegirá adoptar la postura FDO con la longitud adecuada en el cuello él mismo. Esto significa que el caballo tomará la mano del jinete, el caballo tirará (suavemente) de la mano del jinete y el jinete “empujará” la longitud en el cuello.

En nuestra experiencia – la suma de nuestra experiencia es de 40 años – son muchos los factores que intervienen en el equilibrio de un caballo y de ahí sus posibilidades de alargar el cuello. Cada vez que creíamos que nuestra lista de factores estaba completa, nos encontramos con un caballo que no respondía a nuestro programa de rehabilitación o entrenamiento. Así que tuvimos que buscar más y más respuestas una y otra vez. Por lo tanto, no consideramos la siguiente lista como completa, pero después de todos estos años de experiencia sabemos que la mayoría de caballos y jinetes que luchan con el equilibrio, caballos lesionados o problemas técnicos y posturales de entrenamiento encontrarán las soluciones en esta lista.

Este caballo muestra una postura FDO correcta. Cuando un caballo está en equilibrio vertical, decidirá entrar él mismo en FDO. Su cuerpo se ablandará tanto como su mente. Esto significa que el caballo no solo encuentra el equilibrio físico, sino también el equilibrio mental. Por otro lado, si un caballo tiene mucha tensión mental, puede ser necesario prestar atención a este problema antes de que podamos proceder con el equilibrio vertical. Si el caballo está con demasiado estrés, no podrá sentir, aprender y experimentar demasiado bien.

La lista

1) equilibrio vertical
2) suficiente equilibrio horizontal
3) suficiente energía
4) ceder la mano en el jinete
5) suficiente equilibrio del jinete, ligereza y rebote del jinete
6) estabilidad mental del caballo; confianza
7) una silla de montar que se adapte tanto al caballo como al jinete
8) la cabezada y la embocadura (y otros equipos) deben ser cómodos
9) el sistema fascial necesita estar relajado
10) un equilibrio correcto en extremidades y cascos
11) dientes equilibrados
12 ) nutrición saludable
13) libre de lesiones
14) buena salud general
15) tejido conectivo funcional

Dado que es imposible hablar de todos los temas de la lista en un curso, decidimos comenzar con el tema 1 hasta el 5. Esto significa que asumimos que tu caballo está lo suficientemente sano para comenzar el entrenamiento, y no hay grandes cuestiones en el área de los factores restantes de la lista. Si dominas los factores equilibrio vertical, equilibrio horizontal, energía, equilibrio del jinete y la cesión de la mano, tú y tu caballo podréis experimentar los efectos positivos del entrenamiento biomecánicamente correcto.

Si estás seguro de la capacidad de entrenamiento de tu caballo, y de que tu silla de montar y tu cabezada son lo suficientemente cómodas, puedes comenzar el entrenamiento. Pero si su caballo no responde eligiendo una postura hacia adelante, hacia abajo y hacia afuera después de varios intentos, esto significa que hay una buena razón para buscar respuestas en los 9 factores restantes de la lista. En la mayoría de los casos no somos conscientes de que la silla está provocando molestias o que el sistema fascial está muy restringido en determinadas zonas del cuerpo del caballo… o del jinete. Pero los caballos nunca mienten. Si equilibramos su cuerpo y no eligen FDO, ¡algo anda mal!

Comenzaremos con los primeros cinco factores de la lista. Estos factores están directamente relacionados con la formación y en la parte práctica del curso estos 5 factores serán nuestro foco. En la última lección de este módulo hablaremos brevemente de los 9 factores restantes y su influencia en la postura correcta hacia adelante, hacia abajo y hacia afuera (FDO).