Un caballo incurvado hacia la derecha: la pata trasera derecha empuja el peso hacia la pata delantera izquierda.

Como resultado de encontrar el equilibrio vertical, el caballo en la mayoría de los casos también tendrá suficiente equilibrio horizontal, porque si el caballo encuentra el equilibrio vertical, necesita levantar la cruz, lo que les da a los cuartos traseros más espacio para remeter los pies. Esto desplaza el peso del tercio anterior (un poco) hacia los cuartos traseros, lo suficiente para mantener el equilibrio horizontal. Desde aquí podemos empezar a reunir cada vez más el caballo.

Entonces, el equilibrio horizontal significa desplazar el peso del tercio anterior a los cuartos traseros. Podemos reconocer un caballo con suficiente equilibrio horizontal porque se mueve con soltura y pasos amplios sin acelerar. El caballo puede hacer la transición fácilmente y responde a la ayuda sutil del jinete. Si un caballo pierde su equilibrio vertical, siempre perderá también su equilibrio horizontal.

 

La imagen muestra un caballo fuera de equilibrio vertical. El peso de los hombros está a la izquierda. Podemos ver desde arriba, la curva de la columna hacia la derecha, lo que significa que este es un caballo doblado a la derecha. El caballo tiene más peso en la extremidad delantera izquierda.

 

Caballo incurvado a la derecha. Ambas patas traseras están demasiado detrás del cuerpo, por lo que estas patas empujan demasiado. La extremidad trasera izquierda está demasiado detrás del cuerpo, la extremidad trasera derecha está demasiado detrás del cuerpo y demasiado lejos de la derecha. Fuente; “Entrenamiento compasivo del caballo deportivo de hoy”, “Cómo entrenar a su caballo con éxito”. Escritor: Karin Leibbrandt, DVM. Ilustrador; Denis van Valenberg.

En un caballo incurvado hacia la derecha, la cruz gira hacia la izquierda y desciende. La primera parte del dorso (región torácica) se ahueca y esto hace que las patas traseras empujen demasiado y carguen menos, porque las patas traseras no se colocan lo suficientemente adelantadas y debajo del cuerpo. Ver dibujo.

La pata trasera izquierda está demasiado detrás del cuerpo, creando una fuerza hacia adelante y empujando el peso en la derecha del caballo. La pata trasera derecha está demasiado detrás del cuerpo y demasiado hacia la derecha, fuera de la línea central del cuerpo y, por lo tanto, crea una fuerza hacia adelante y hacia la izquierda. Vea la flecha roja de la imagen. Así que en realidad es la pata trasera derecha que empuja lo que coloca al caballo fuera del equilibrio vertical hacia la izquierda.

Por lo tanto, el desequilibrio vertical y horizontal son el resultado de la torcedura natural del caballo, la inclinación hacia la izquierda o hacia la derecha.

Para un caballo doblado a la izquierda, por supuesto, todo es exactamente al contrario.

Si el caballo se cae en el hombro izquierdo, esto es el resultado de empujar la pata trasera derecha.

En el siguiente vídeo explicaremos con más detalle el equilibrio horizontal.

>>>>>>>>>>> VIDEO

Este caballo acorta el cuello durante la reunión, provocando que la parte torácica del dorso se ahueque y la cruz caiga.

En conclusión, es muy importante PRIMERO poner a tu caballo en equilibrio vertical antes de pedirle que se reúna. El tercio anterior del caballo es demasiado pesado y demasiado largo y, por lo tanto, demasiado alejado del punto central del cuerpo del caballo, en particular en el caballo de deporte moderno.

La reunión sin colocar primero al caballo en equilibrio vertical provocará compensaciones y el caballo sobrecargará su cuerpo. Su cruz caerá y ahuecará la parte torácica de su dorso y lo compensará flexionando demasiado la zona lumbar e inclinando la pelvis demasiado hacia abajo. En esta posición, el cabestrillo torácico no funciona de manera eficaz y, por lo tanto, el caballo necesita compensar con los isquiotibiales y una parte de los músculos de los glúteos como si tuviera que tirar demasiado del peso del tercio anterior hacia atrás. El caballo desarrollará una forma de moverse muy antinatural que imposibilita el buen funcionamiento del sistema facial y esto provoca sobrecarga en las extremidades y la columna. El equilibrio vertical es fundamental. De lo contrario, no es posible encontrar una postura FDO correcta hacia adelante, hacia abajo y hacia afuera y esta postura es la postura fundamental desde donde podemos entrenar al caballo para lograr un equilibrio más horizontal en la reunión.

En la próxima lección hablaremos de energía. ¿Qué es la energía y cuál es la conexión con el equilibrio vertical y horizontal?